8 Consejos para la instalación solar aislado en invierno

2017-10-27 11:26:35
8 Consejos para la instalación solar aislado en invierno

El invierno se acerca, las horas de sol se reducen, las sombras se alargan, la capacidad de la batería disminuye y todos estos factores reducen nuestra generación eléctrica en nuestras instalaciones fotovoltaicas aisladas.

En este post vamos a daros unos consejos para mitigar estos efectos.

1. Sombra en las células de las placas solares:

Es muy importante evitar las sombras sobre todo en las 4 horas centrales del día. Con una pequeña sombra en una sola célula provoca que la producción del panel se vea reducida hasta un 80%, así que es momento de desplazar los módulos fotovoltaicos, limpiarlos de las hojas que caen del otoño y realizar podas para que las sombras no afecten tanto a nuestra producción.

2. Inclinar los paneles a la posición de invierno:

La inclinación idónea para los meses de invierno es la de nuestra latitud más 15º, por ejemplo en pamplona con una latitud de 43º en una instalación de 4 paneles de 250Wp inclinando nuestros módulos de 25º a 58º conseguimos un 12% más de producción en los meses de octubre hasta marzo.

3. Instalar más paneles fotovoltaicos:

El precio de los módulos solares ha bajado muchísimo en estos últimos años, de tal manera que añadiendo un panel a la instalación anterior de 4 paneles de 250Wp, conseguimos producir un algo más que inclinándolos a 58º.

4. Instalar mini eólica:

Combinar eólica y fotovoltaica es una buena opción ya que pueden resultar complementarias. Pero aconsejamos antes de realizar la inversión, conocer si nuestra ubicación es idónea para instalar un aerogenerador eólico.

5. Sustituir nuestro inversor por un inversor cargador o añadir un cargador de baterías

Podemos adquirir un cargador de baterías y cargar nuestras baterías en caso de necesidad. Otra opción es sustituir nuestro inversor por un inversor cargador, ya que estos a la par que cargan las baterías suministran energía a la vivienda. La función de carga se puede automatizar en algunos cargadores o inversores cargadores, en la que se consigue el arranque de un grupo electrógeno cuando las baterías bajan de cierto voltaje.

inversor cargador studer

6. Instalar un monitor de baterías

Es la forma más precisa de saber cuánta energía nos queda en nuestras baterías y poder emprender decisiones, cargar las baterías, reducir o posponer consumos…

7. Revisar nuestras baterías solares y protegerlas del frío

En esta época es necesario realizar un buen mantenimiento y tener a punto las acumuladores soalres, revisar nivel del electrolito en las estacionarias, medir densidades y voltajes, sustituir los vasos dañados, hacerles una carga de igualación-ecualización cada 28 días, …

La temperatura idónea de las baterías es de 20-25ºC, pero cuando esta se reduce aumenta su resistencia interna y disminuye su voltaje, en definitiva, se reduce su capacidad. Aproximadamente cada 10ºC que bajamos, disminuimos un 10% la capacidad de las baterías por lo que debemos tomar medidas para proteger las baterías del frío.

8. Reducir nuestros consumos y desplazarlos a las horas o días de sol:

En nuestras instalaciones fotovoltaicas aisladas dependemos de nuestra propia generación para autoabastecernos, por lo que tomar medidas que nos conlleven un ahorro reducirá las probabilidades de quedarnos sin energía en los meses de invierno.

Desplazar los consumos a las horas centrales de sol o a los días soleados nos permitirá que la energía que se genera pase prácticamente sin pasar por las baterías al consumo. De esta manera conseguimos que las baterías lleguen con más energía a los momentos en los que se pone el sol y no disponemos de generación.

Podemos sustituir los electrodomésticos que más consumen por otros más eficientes consiguiendo importantes ahorros. A continuación os mostramos unos ejemplos:

-          Un frigorífico combi de 310litros clase A tiene un consumo de unos 262 kWh/año, podemos conseguir un ahorro de energía del 50% sustituyendo este por otro A+++ de las mismas características con un consumo de 130 kWh/año.

-          Emplear lavadoras y lavavajillas eficientes con tomas bitérmicas, es decir, con dos tomas de agua independientes, una para el agua fría y otra para la caliente. La lavadora o lavavajillas toma el agua fría directamente de la red o el agua caliente procedente del acumulador o caldera de la vivienda. Con esta solución se consigue un ahorro aproximado del 30% en energía.

-          Cambiando un televisor led de 32” clase B a otro clase A+, pasamos de 56W a 24W de potencia.

-          Sustituir nuestras bombillas incandescentes a bombillas led supone un ahorro de un 80% aproximadamente, y de bajo consumo o fluorescente a led del 50%.

Esperamos haberos ayudado con estas recomendaciones que seguro os harán pasar un mejor invierno y lleno de buena energía!!!