5 consejos para alargar la vida de tu bici eléctrica y su batería

2017-03-07 16:27:33
5 consejos para alargar la vida de tu bici eléctrica y su batería

El mundo e-biker es fascinante y muy adictivo. Las bicicletas eléctricas con batería de ion-litio están aquí para quedarse y, de hecho, su implantación en España es tan imparable que son la tipología de bicicleta con mayor crecimiento en ventas a año a año (+56% en 2016). Sin embargo, a menudo este ritmo de implantación en nuestras vías y caminos no ha ido acompañado de unas nociones básicas de mantenimiento y cuidado de las baterías por parte de los usuarios. Como consecuencia, existe una “primera ola” de ebikes obsoletas y abandonadas en el garaje.

Si tú eres de los que han pecado de novato, te recordamos que aún puedes resucitar tu batería de litio y aumentar su autonomía pero, si estás pensando en comprar una bici eléctrica nueva, asegúrate de que sigues estas simples recomendaciones.

1. Usa a menudo tu bici eléctrica.

Tu bici eléctrica quiere que la saques de paseo tanto como puedas. Llévala al trabajo, a la universidad o simplemente estira las piernas con unas pedaladas el sábado por la mañana. La batería ion litio o plomo de tu bicicleta a motor requiere cargas y descargas continuas para mantenerse en un estado óptimo. Si esto no te es posible por el clima u otras circunstancias, asegúrate al menos de dejarla cargada al 100%y ponla a cargar al menos 1 vez cada 2 meses. Recuerda: las baterías se descargan aunque no la uses, trátala bien y te durará años. 

2. Mantén la cadena engrasada y la rueda hinchada.

Antes de cada salida cerciórate de que estos componentes estén perfecto estado. Aunque te pueda parecer una tontería, la influencia de una rueda deshinchada o una cadena mal lubricada en el pedaleo puede significar hasta un doble de esfuerzo tanto en el pedalea como en el esfuerzo del motor.

3. Adecua tu pedaleo al trabajo del motor.

Esto es especialmente importante si tu bici tiene un acelerador y/o un selector de velocidad en la empuñadura. No abuses de la batería si tu ritmo de pedaleo es bajo, recuerda que no estás conduciendo una moto eléctrica y que el pedaleo asistido existe para ayudarte a pedalear y hacer más kilómetro con menor esfuerzo.  Si consigues mantener un ritmo de pedaleo elevado, tu batería se descargará menos y te de durará mucho más.

4. Cuidado con la temperatura.

Lógicamente las bicicletas están fabricadas para circular tanto en verano como en invierno pero, como sucede con cualquier aparato electrónico, no soportan bien el frio ni el calor extremo. Por ellos, es importante que dispongas de un local resguardado o garaje donde guardar la bici después de cada uso. Trata tu ebike como tratarías un Ferrari (bueno… casi) y te llevará lejos, te lo aseguramos.

5. El agua, bien lejos.

No, no pasa nada porque pedalees bajo la lluvia. Normalmente la parte eléctrica de tu bici debería ser completamente estanca para no dejar pasar el agua pero es cierto que el uso continuado, las vibraciones o, simplemente, el paso del tiempo pueden generar micro-holguras en las juntas y en las conexiones que pueden dejar los cables expuestos a los elementos. Esto puede ocasionar pequeño cortocircuitos que afecten al funcionamiento así que asegúrate de secar bien la bici cuando se moje y, por favor…. no utilices nunca una pistola de agua a presión para limpiarla. Mala idea.

Esperamos que estos consejos te hayan resultado útiles. Si los sigues a rajatabla podrás disfrutar de tu bici eléctrica durante mucho, mucho tiempo.

¡Nos vemos en la calle!