AVISO COVID-19 Durante la duración de la cuarentena, seguiremos atendiéndoles de manera habitual a través de nuestros canales.

Evolución electricidad en España

2020-03-13 10:21:55
Evolución electricidad en España

El mercado eléctrico en nuestro país es una incógnita para muchos ciudadanos. Desde Tutiendaenergetica.es mediante este articulo vamos a intentar resolver algunas dudas relacionadas con la electricidad.

¿En qué consistió la liberalización del mercado eléctrico?

 

El 1 de julio de 2009 se produjo la liberalización del mercado eléctrico español. Antes de esa fecha, la distribuidora y comercializadora eran lo mismo y no se podían elegir.

Tras la liberalización del mercado, se dividió el mercado eléctrico español en dos (mercado libre y mercado regulado). En ambos se puede elegir cuál queremos que sea nuestra comercializadora.

La principal diferencia entre ambos es que, en el mercado libre, el precio es fijado por cada compañía en función del beneficio que quiera obtener. Dentro del mercado regulado, es el Estado el que fija el precio.

 

¿Cuál es la diferencia entre comercializadora y distribuidora?

La distribuidora es aquella compañía que se encarga de hacer llegar el suministro de electricidad a los inmuebles españoles. También se encargan del mantenimiento y conservación de la Red Eléctrica Española. Las distribuidoras son las encargadas de los aspectos técnicos de los suministros de electricidad, como las altas o bajas de suministro, las modificaciones de potencia o la lectura de los contadores. Son compañías que no se pueden elegir, puesto que su trabajo está dividido y estipulado por ley en función de las zonas geográficas.

Por otro lado, las comercializadoras de libre mercado son las que se encargan de los contratos de electricidad, cobrando las facturas a sus clientes en función de las lecturas que les dan las distribuidoras.

También existen las comercializadoras de referencia, que operan dentro del mercado regulado y cuyo precio está estipulado por el Gobierno. En la actualidad, dichas comercializadoras de referencia coinciden con las cinco grandes distribuidoras españolas: Naturgy, Repsol, EDP, Iberdrola y Endesa.

 

¿Cómo ahorro en la factura de la luz? 

Obviamente la opción más sencilla para ahorrar es reducir el consumo. Muchas veces llevamos a cabo acciones que, aunque no nos demos cuenta, hacen que malgastemos la electricidad. El stand by de los aparatos electrónicos es una de ellas. Aunque la gente lo desconoce, el stand by consume un 11% de nuestra factura eléctrica.

Una de las formas más novedosas de reducir el consumo es la instalación de sistemas domóticos y aparatos inteligentes. Estos sistemas permiten un uso mucho más eficiente de los diferentes sistemas de una vivienda (como la iluminación o la climatización) lo que puede llegar a suponer reducciones de consumo de hasta el 25%.

Bien es cierto que reducir el consumo puede suponer un gran ahorro. Sin embargo, llega un momento que no podemos consumir menos, pero sigue habiendo una forma de ahorrar. Tras la liberalización del mercado de la que hemos hablado, aparecieron muchas comercializadoras “low cost”. Lo cierto es que la gente sigue teniendo miedo a estas nuevas comercializadoras, pensando que el suministro o los servicios serán peores. Lo que no se sabe es que el trabajo de la comercializadora se puede resumir en que cobran la factura, con la única diferencia entre ellas del precio. El suministro eléctrico depende de la distribuidora, que es algo que no se puede elegir. Esto significa que, aunque mi comercializadora y la de mi vecino sean diferentes, la electricidad será la misma, con la misma calidad. Por ello, realizar una comparación de tarifas eléctricas puede llegar a suponer ahorros de hasta el 20%.

¿Es la discriminación horaria buena o mala?

Desde hace años existe un tipo de tarificación especial denominada discriminación horaria. Dentro de este tipo de tarifas, el coste del kilovatio hora se divide en dos periodos, uno más caro (punta) que coincide con las horas diurnas y uno más económico (valle), que coincide con las horas nocturnas.

El horario de estos periodos es el siguiente:

  •      Verano: Horario punta: de 13 a 23h   Horario valle: de 23h a 13h
  •      Invierno: Horario punta: de 12 a 22h  Horario valle: de 22h a 12h.

 

El mayor miedo en torno a la discriminación horaria es que el mayor consumo, generalmente, se hace en las horas más caras. Sin embargo, estudios generales en nuestro país determinan que el simple cambio a este tipo de tarifas conllevaría ahorro, sin modificar hábitos de consumo. Esto se debe a que hay más horas baratas que caras y que hay aparatos (como la nevera) que están siempre conectados.

Lo cierto es que la discriminación horaria nos permite ahorrar sin modificar hábitos de consumo pero, si lo hacemos y nos adaptamos a los horarios económicos en aquellos consumos mayores (como las lavadoras) podemos obtener ahorros de hasta el 40%. 

¿Cómo van a ser las nuevas tarifas? 

Todas las tarifas de electricidad se van a modificar durante el año 2020. A nivel de vivienda, las tarifas para aquellos suministros de menos de 15 kilovatios de potencia contratados se unifican en una única tarifa, la 2.0 TD.

La mayor novedad de esta tarifa es que tiene una discriminación horaria incluida, con tres periodos diferentes de energía.

Además, en esta nueva tarifa existe la posibilidad de contratar dos potencias diferentes, con una división horaria también en el precio.

Por otro lado, aunque aún no es seguro, se abre la posibilidad de que haya una diferenciación en el precio en función de la localización del suministros (como vemos en la imagen anterior) y en función de la época del año.